Ciudades Amigables – XVI Foro Metropolitano

12 noviembre, 2019 | Novedades

Luego del mediodía transcurrió el panel sobre ciudades amigables. Cuyo objetivo era dialogar sobre cómo hacer ciudades más sostenibles e inteligentes, pero también más atentas a las necesidades de la comunidad.

Participaron de este panel intendentes de gobiernos locales, como Néstor Grindetti, intendente de Lanús, funcionarios relacionados con el planeamiento de políticas de vivienda, como María Migliore, Gerente general del IVC y Luciano Scatolini ex director de Pro.Cre.Ar. También participaron Andrés Petrillo, subsecretario de Servicios Públicos del Municipio de Vicente López y  Lucas Delfino, Subsecretario nacional de asuntos municipales. El moderador de esta mesa fue Carlos Zaballa, consejero de Fundación Metropolitana.

Grindetti, expresó la importancia de que los municipios planifiquen con responsabilidad las políticas públicas que ejecutan. En este sentido afirmó: “Hoy en Lanús, hay un plan estratégico, un norte de hacia dónde queremos llevar el distrito para mejorar la calidad de los vecinos”. Por otro lado, destacó la importancia de que el Estado sea un actor presente y a disposición de los vecinos para canalizar sus demandas. “Priorizamos obras de infraestructura en nuestro primer mandato, en esta nueva gestión nos interesa enfocarnos en lo que yo llamo códigos de convivencia para mejorar los vínculos en nuestras comunidades: redefinir la política de recolección de residuos, modificar la normativa urbana y las de tránsito, entre otras”, concluyó.

El Subsecretario de Servicios Públicos de Vicente López, Andrés Petrillo, comenzó su intervención destacando la necesidad de romper con el esquema clásico de la planificación urbana, que se piensa como una suerte de laboratorio de tecnócratas que van a la sociedad a validar sus proyectos. “La responsabilidad de gestionar implica realizar una reflexión acerca de la gestión y generar marcos de dialogo entre el Estado y el resto de los actores”, afirmó. Además, el Subsecretario hizo referencia al proyecto de recuperación de la costa del Partido.

Luciano Scatolini, ex Director de Desarrollo Urbano de Pro. Cre. Ar., destacó que el gran desafío a la hora de pensar ciudades amigables tiene que ver con la capacidad de generar mecanismos que disminuyan las desigualdades urbanas que existen en nuestro territorio como la segregación socio-urbana, los problemas ambientales y la vivienda informal. ”La tenencia de propiedad no garantiza generar mayor equidad social o disminuir la segregación residencial en nuestras ciudades. En este sentido, la pregunta acerca del desarrollo para generar una real inclusión y terminar con la reproducción intergeneracional de la pobreza es clave”, concluyó.

Lucas Delfino, subsecretario de Relaciones Municipales de la Nación, centro su intervención en recalcar tres aspectos de su gestión. En primer lugar, las obras realizadas en materia de vivienda e infraestructura de servicios públicos en el Área Metropolitana de Buenos Aires. En segundo lugar, el trabajo articulado junto a los municipios para el desarrollo local vinculando la política, la gestión y la ciudadanía. En este aspecto, destacó el programa DAMI (Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior) cuyo propósito es contribuir a mejorar el funcionamiento de los servicios en las áreas metropolitanas del interior del país. Por último, mencionó políticas asociadas a generar ciudades más inclusivas para mejor calidad de vida de sus habitantes.

Por su parte, María Migliore, gerenta general del Instituto de Vivienda del GCABA, comentó acerca de los procesos de integración socio-urbana en los barrios populares de la Ciudad encarados en los últimos cuatro años. “Hablar de integración en estos territorios implica pensar la integración como una dimensión compleja que implica, no solo la urbanización pura y dura, sino otros aspectos. En este sentido, es clave crear instrumentos que permitan potenciar la voz de los vecinos en los barrios” afirmó. A modo de conclusión, la funcionaria aseguró que, para construir ciudades amigables, es necesario generar marcos de acción y discusión con la sociedad civil, los privados y el tercer sector y también, con otros actores públicos para compartir experiencias.